¡Reactiva tu relación!

El objetivo es reactivar la relación, haciendo más cosas amorosas, cariñosas y consideradas por tu pareja, sin ataduras ni obligaciones.

Para empezar, piensa en cosas del pasado que fueran satisfactorias para ti, tuvieras o no  pareja, y escríbelas: haz un listado de cosas que te gustaban hacer y que tu pareja haga lo mismo. Cuanto más variadas sean las opciones mejor. 

Una vez cada uno tenga su lista buscad si hay cosas que podéis compartir y hacer juntos como pareja o si las dejáis para cosas de disfrute individual

Para que podáis aumentar la lista de compartir os presento algunas ideas:

  1. Aumentar el tiempo social y familiar con otras personas.

Se trata de identificaros como la otra mitad de una pareja, y de hacer cosas como tal. Por ejemplo: visitar a la familia como pareja, hacer una barbacoa, salir con otra pareja, acudir a una degustación…y mientras hacéis estas actividades poner la atención de que lo estáis haciendo juntos, ser plenamente conscientes de la actividad conjunta, en lugar de cómo dos individuos separados. “Juntos somos uno”

  1. Realizar actividades amenas o de ocio.

Se trata de buscar más cosas que resulten divertidas ya que en muchas ocasiones el tiempo que más se comparte es el de las cosas que “tenemos que hacer” (supermercado, llevar a los niños, tareas del hogar, etc.)

Ejemplos:

-Pasear.

-Rutas en bicicleta.

-Ver escaparates.

-Visitar una exposición.

-Leer algo juntos.

-Ir a la biblioteca y elegir algo para compartir.

-Imprimir y colocar fotos en un álbum.

-Cantar o tocar algún instrumento juntos.

-Preparar un picoteo en la playa o en el campo.

-Hacer ejercicio: yoga, pilates, bailes.

-incluir algo que uno de los dos no haya hecho nunca y que pruebe como reto.

-Actividades de decorar la casa, la terraza, jardín (esto implica buscar ideas, decidir, ir a comprar los materiales, llevarlo a ejecución)

-Crear días temáticos, por ejemplo: el día de Marruecos, elaborar comida tradicional, té verde, vestimenta con túnica, música árabe, poner incienso, conocer un poco la historia del país… Gracias a internet podemos encontrar toda esta información.

-Preparar una receta nueva.

-Juegos de mesa.

Este concepto de lista de actividades implica ponerlo al día cada cierto tiempo, ajustarlo a las estaciones del año puede ser una buena opción.

Recuerda cuanto más ideas piensas, más vendrán, ¡despierta tu lado creativo!

  1. Compartir intelecto, intereses e ideas.

Todos tenemos una idea o creencia con respecto de todo lo que nos rodea, la cuestión es compartirla con nuestra pareja. Si dejamos de compartir nuestros pensamientos durante mucho tiempo, nuestra pareja puede perder contacto con lo que realmente somos y con lo que pensamos y lo que nos interesa. 

Así que ha llegado el momento de abrise de nuevo, haz partícipe a tu pareja del mundo que hay dentro de ti. Igualmente explora el mundo del otro.

  1. Compartir valores espirituales.

Se trata de escuchar con respeto lo que su pareja le cuenta sobre espiritualidad, sin contradecir ni desafiar, centráte solo en saber lo que piensa y siente al respecto. Si queréis algún tema de debate a mi me resulta interesante la diferencia entre espiritualidad y religión, ¡investiga, piensa y comenta!

  1. Iniciar, recibir y disfrutar más actividades sexuales. 

Es habitual que con el tiempo se marchite el deseo sexual, ante ello, lo obvio es volver a  activarlo.

Primero revisa cómo te sientes con el sexo, si tienes una buena autoestima sexual y no hay ninguna disfunción, como por ejemplo, vaginismo (dolor en las relaciones) anorgasmia( incapacidad de llegar al orgasmo), problemas de ereción, eyaculación precoz. En el caso de que sufras alguno de estos problemas busca ayuda profesional, todo tiene un tratamiento adecuado. ¡Mereces disfrutar una sexualidad plena!

-El sexo es más que el coito, dale valor a todo: besaros, tenerse sensualmente las  manos, caricias corporales, masajes, hablar de actividades sexuales.

 Párate a obervar a tu pareja y deleitate con sentir esa atracción física o sexual hacia ella.

Hay incluso aplicaciones para encender la llama de la pasión, que proponen juegos o retos, investigar juntos puede ser una opción. Lo importante es que hagas lo que hagas, te sientas cómodo con la decisión.

El buen sexo requiere práctica, probad y hablar de lo que sentís.

1ºPiensa más en tener sexo con tu pareja.

2ºHabla con ella de sus deseos sexuales.

3ºReserva tiempo para actividades sexuales.

  1. El tiempo individual.

Es muy importante para uno mismo tener actividades que sean exclusivas de uno mismo, ya que cuanto mejor estemos con nosotros mejor estaremos para el otro. El secreto es encontrar el equilibrio entre el tiempo que te dedicas a ti y el tiempo en pareja

Además el tener una vida a parte hay más cosas que se pueden contar el uno al otro. También es clave no sentirse dejado de lado, es un acuerdo en el que ambos tienen tiempo individual sin sentirse desplazados o menos importante

Haced otra lista para las actividades individuales, ambas deberían estar más o menos igualadas.

  1. Hacer cosas por el otro sin ataduras. 

Para que la relación sea fructífera debemos cuidarla a través de expresiones claras de afecto y hacer gestos amables y cariñosos, ¡sin llevar las cuentas!. La idea consiste en hacer pequeños gestos de amabilidad solo porque se quiere y no por recibir nada a cambio. Evidentemente los dos miembros de la relación han de poner de su parte.

¿Qué puedes hacer?

-Sonreir.

-Hacer un guiño.

-Abrazos largos.

-Caricias.

-Dejar una nota “me encantas” para que la encuentre.

-Preparar el café.

-Piropos.

Se trata de pequeños gestos y expresiones de consideración y cariño.

Bibliografía: La pareja altamente conflictiva de Alan E. Fruzzetti

Sé el primero en responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.